CURVA DE PRESIÓN INTRAOCULAR

¿Qué es la curva de presión ocular?

En los pacientes con glaucoma o con sospecha de glaucoma, una sola presión tomada durante 10 segundos no es representativa de lo que está ocurriendo dentro del ojo durante todo un día, y fácilmente se pueden pasar por alto uno o varios picos de presión que si se multiplican por los 365 días del año e incluso durante varios años, nos llevarán a un deterioro progresivo e irreversible del nervio óptico y del campo visual.

Es una herramienta muy valiosa para los pacientes que son sospechosos de esta enfermedad y para saber si el manejo que les estamos dando a los pacientes diagnosticados es el adecuado. La importancia de este examen en la actualidad es tal que muchos expertos consideran totalmente inapropiado el manejo del glaucoma si no tenemos en cuenta este análisis.

La presión normalmente puede ser asimétrica por 1 máximo – 2 mmhg entre un ojo y otro, y puede variar entre una toma y otra en el mismo ojo hasta 4 mmhg . Si al paciente se le grafica la toma de la presión, se podría analizar estas variables para poder tener una valoración más confiable de su comportamiento en 24 horas; pero por el contrario si solo se tiene una toma, podríamos concluir erróneamente que es un paciente con presión normal y/o con un tratamiento adecuado para el glaucoma.

El objetivo en el tratamiento del glaucoma es lograr que la curva de presión intraocular se mantenga baja y con valores muy similares a lo largo de todo el día, ya sea con gotas para el glaucoma, con tratamientos láser o con cirugías para glaucoma de acuerdo al caso individual de cada paciente.

Y en el caso de los pacientes sospechoso de glaucoma, se podría detectar mas precozmente las variabilidades que nos puedes llegar a causar un daño irreversible a largo plazo.